Comunidad/Gestión

El Triángulo de las Verduras


INVERNADERO COMUNITARIO PRODUCTIVO

“La arquitectura como intermediaria del empoderamiento y la autonomía”

Huertomanías es un espacio para motivar el alcance de la autonomía de personas que han tenido dificultades para ser insertadas en el mercado laboral por causa de estigmas relacionados con problemas de salud mental. Es un huerto urbano, donde se promueve el trabajo y la generación de ingresos, en un marco de respeto de la subjetividad y un modelo de producción que desafía los modelos típicos en nuestra sociedad. Ofrece productos orgánicos y artesanales, de calidad. . El requerimiento era un invernadero de bajo presupuesto que pudiera ayudar a generar cosechas que deben ser protegidas del exceso de humedad o insectos, para así poder ampliar el espectro de intervención.

Ubicado en Nayón, una parroquia de 15.000 habitantes, que tiene como particularidad poseer un clima cálido subtropical que favorece los sembríos varios; esto lo aprovecha la población para con ayuda de invernaderos laborar con diversas especies tanto de consumo como decorativas, haciendo de la venta de estos uno de los ingresos características de la población, por lo que se le conoce también como el jardín de Quito.

El Triángulo de las Verduras, se aprecia a la distancia como un fantasma en medio de la montaña; ligero, compacto, transparente. Construido con materiales de lugar, caña guadua, madera, plástico de invernadero, tomando como referente una figura geométrica básica (el triángulo), su forma permite varias capas de luz y sombra durante el día, categorizando por sector y niveles diferentes tipos de sembríos de plántulas que alimentaran después los huertos de la organización.

En el proceso de construcción cada uno de los socios fue adquiriendo habilidades que permitieron llevar a cabo la obra; transportar materiales, aprender a usar una sierra eléctrica, taladros, herrajes, identificar herramientas y técnicas de trabajo. Aprender a trabajar en equipo.

El proyecto permite generar sinergias que rescaten el amor propio y permitan el desarrollo de diversas potencialidades; reconocerse hábil en tareas de responsabilidad y de paso poder alcanzar una autonomía en materia económica, logrando así una productividad colectiva.

 

 

Locación: Nayón, Quito, Ecuador.

Colaboradores: María Fernanda Estrada, Carlos Granizo, Cristian Navas, Freya Cadena, Paula Jaramillo, Aimée Dubois, Sebastián Trujillo, Caros Rojas, Sebastián Medina, Joel Audi, José Gómez, Fausto Quiroz, Omar Hernández, Thalía Montenegro, Vanelly Dumani, Pamela Bravo, Emiliano Trujillo, Marielisa Robles, Eduardo Granizo.

Área de proyecto: 25 m2

Año del Proyecto: 2017

 

 

 

 

Share